ECOFIBRAS es una cooperativa de la comunidad productora y artesana del fique del poblado de Curití, departamento de Santander en Colombia. Nace en 1995  como forma de mantener viva la tradición textil heredada de la cultura indígena Guane, a través del hilado y del tejido de fique y con el  objetivo principal de mejorar la calidad de vida de los artesanos fiqueros, dando alternativas al uso tradicional del fique.

Esta cooperativa elabora productos ecológicos biodegradables utilizando materias primas de la región y trabaja hoy día como empresa agroindustrial organizada en cooperativa como alternativa laboral para la población fiquera y artesana de la zona, produciendo así artesanía de comercio justo.

La cooperativa no solo diseña y produce tecnologías dentro de toda la cadena productiva del sector, sino que también produce semillas de fique, promoviendo el manejo técnico de los cultivos y la reducción de la contaminación. De cara a poder garantizar una salida del producto a focalizado su esfuerzo en diversificar el uso de la fibra a través de la elaboración y comercialización de productos artesanos naturales.

El fique (o cabuya) no sólo sirve para hacer empaques, también se puede utilizar como protección y nutriente de cultivos, refuerzo de materiales para construcción y como cuerdas para cercar sembrados. El fique es una fibra biodegradable que al descomponerse se emplea como alimento y abono, además, no contamina el agua y permite hacer producción limpia. Sus ventajas son tanto ambientales como de economía, facilidad y calidad. Sin embargo, el fique ha sido desplazado por otros materiales como el plástico, por ejemplo; el uso de sacos para empaque de café ha disminuido notoriamente, situación que se refleja en la crisis existente entre los cultivadores de la fibra.

De la planta sólo se utiliza un 4% que es fibra; el otro 96% se desecha porque se desconocen sus innumerables usos. Por tal razón expertos colombianos han creado diferentes opciones para usar el fique, entre éstas la sustitución de las cuerdas de plástico que sostienen las plantas de plátano y otros cultivos, por cuerdas de fique pues este producto se degrada, es más económico y no se pierde tiempo al recogerlo. La fibra, al ser biodegradable, se usa además como biomanto o manto natural para proteger sembrados y como agro-textil para reducir los daños por erosión en carreteras, vías, oleoductos y gasoductos. También se pueden elaborar sacos reciclables de fique para empacar latas, vidrios y plásticos, remplazando las bolsas de basura tradicionales.

Colombia produce cerca de treinta mil toneladas de fique al año, principalmente en los departamentos de Cauca, Nariño, Santander y Antioquía. En estos sitios los agricultores y campesinos se han asociado en gremios de fiqueros e hilanderas.

Dada la importancia que cobra el uso de esta fibra como producción natural en Colombia  existe incluso un centro de investigaciones del fique y se planea crear dos más para así cubrir todas las zonas productoras.

ECOFIBRAS trabaja por dar no solo salida laboral a los colectivos que viven en las zonas productoras sino también lucha por un cambio en las costumbres de producción de las fibras naturales y apuesta por un método eco-sostenible. Concienciar y cambiar las costumbres de consumo son también objetivos de ECOFIBRAS que son con su variada oferta de artículos de moda tejidos en fique y artesanía de comercio ecológico (bolsos, cinturones, neceseres, …) ofrece al consumidor una alternativa a los productos sintéticos y contaminantes.

Desde Fundación Logística Justa apoyamos esta cooperativa que a través de las técnicas tradicionales trabaja claramente la sostenibilidad económica, ambiental y social de una región.