Meses después del envío de libros del proyecto de logística solidaria enLíbrate nos llegan noticias frescas de la Escuela de San José de Nicaragua. Esta escuela es una de las 9 beneficiarias del proyecto “El Rincón de la Lectura” promovido por nuestros amigos de Alternativa 3 y la Cooperativa Augusto Cesar Sandino de Nicaragua, y está dentro del marco del proyecto EnLíbrate de Fundación Logística Justa y Fundación SEUR, contando en este caso, con la colaboración de Fundación CARES, CILSA ZAL-Port, ALFIL Logistics y el Ayuntamiento de Terrassa.

San José es una región rural ubicada en las trópicas montañas del interior de Nicaragua. Para llegar hasta esta zona, hay que atravesar durante varias horas los caminos del Guapotal hasta llegar al estrecho sendero que los lleva hasta la pequeña comunidad.

Tras el envío de libros y mobiliario realizado durante el 2016 mediante el trabajo de las ong de logistica y las cooperativas, se creó una pequeña biblioteca infantil para que niños y niñas de la comunidad pudieran disfrutar del placer de la lectura. Hoy, un año después del envío, Pablo nos cuenta cómo van las cosas por allí.

Pablo es el profesor responsable de la escuela, tiene 23 años y es autóctono de San José. Gracias a su esfuerzo y al programa de becas promovido por Alternativa 3 y la Cooperativa Augusto Cesar Sandino, llegó a ser el profesor de la comunidad. La escuela donde trabaja Pablo  es una escuela de primaria que recibe 54 alumnos, algunos de ellos vienen de pueblos más lejanos, y cada día caminan durante kilómetros para poder recibir educación.

Pablo nos explica con alegría y emoción que la creación de la biblioteca ha resultado toda una revolución en la comunidad, tanto entre los niños y niñas como para el resto de la familia, puesto que hasta entonces, solo habían llegado libros de estudio a la zona y casi no existían libros de texto para leer. La misma biblioteca ha generado un sistema de préstamos para que  los niños y niñas puedas llevarse los libros después de la escuela a sus casas, y así leer y disfrutarlos con sus padres, tíos y abuelas y el resto de la familia. Nos cuenta como cada día dedica un rato de la clase a preguntar sobre las experiencias que están teniendo los alumnos: De qué van las historias que cuentan los libros, con quién han estado leyendo los libros y qué sensaciones les han podido crear. Pablo nos cuenta que cada día los niños cuentan las diferentes historias sacadas del fantástico mundo de los libros, y que el proyecto social ha servido sin duda para promover la ilusión y la lectura entre todos los habitantes de San José.

¡Gracias a tod@s por contribuir a fomentar la pasión por la lectura!